Etiquetas

Todo escolar sabe, se dijo mil veces, que los sueños no tienen gramática, que están suspendidos en el tiempo, que no predicen ni pueden aseverar una negación.

Y sin embargo aquí me tienen, hecha de la sustancia de las historias de mis sueños… mi cerebro vive en la lucidez dormida de sus mensajes y en su propia oposición.

Anuncios