Etiquetas

sabido es que hay entre nosotros quienes no creen en la existencia de dios (y lejos de mí convencerlos de lo contrario) pero les advierto que deberían considerar que al menos un santo, y quizás más de uno pero no me consta, tiene realidad autónoma

no es para inquietarlos ni para que se le eleven plegarias que lo digo (nada que ver!), solamente enuncio el hecho de que, sin importar en lo más mínimo como se viven las cuestiones de todos los días, ni cuanto quede pendiente o se deje atrás, llegará uno en el cual San Puta vendrá a buscarlos, y se los va a llevar

y aunque todo esto pudiera parecerles de un cinismo amargo (y cuándo no), tengan presente que esta idea logró en mí, hoy, que me permitiera ser invadida por la anticipación ulterior con el más despreocupado y hasta excelente humor

oremos…

que la felicidad sea leal oponente
que los muertos entierren mis muertes
que los vivos salden mis deudas
y que el futuro se haga cargo de mí

amén

 

Anuncios