Etiquetas

Siempre se puede contar con que la última semana de vacaciones tendré esta sensación irremediable de que ya están terminadas.
No es que me resulte óptimo, pero no voy a resistirme. Antes que extemporánea, prefiero pensar que comparte su naturaleza con la sensación que nos impulsa a iniciar la maldita dieta, aunque no hayamos acabado de ponernos todo lo gordos que podríamos ponernos.

Es un nuevo año y estoy siendo lo más parecida a mí misma que me permiten las circunstancias.

Anuncios